lunes, 25 de marzo de 2013

Proyecto de Marzo - Un Secreto

Estimados, como primer relato nuevo en el blog, ya oficialmente en blogspot, les traigo el relato OutLaw de Adictos a la Escritura. El tema de este mes era "Un secreto", ojalá que les guste =) 



Por un diferente anochecer



Si tuviera que pedir un deseo, no tardaría dos segundos en decidirme, es tan evidente como que el sol sale por el este cada mañana. Un anhelo que guarda mi alma en lo más recóndito. Pero las cosas no pasan sin esfuerzo, nada es gratis en esta vida… 

Con esa reflexión me levanto cada mañana, esperando que mi anochecer cambie.

Tomo mis pantalones con cuidado, sin hacer ruido entro al baño y saco de mi bolso una blusa para diferenciar mi atuendo del día anterior, lo reviso con cuidado antes de volver a cerrarlo, todo sigue tal como lo dejé ayer, las carpetas con los exámenes por corregir se arrugan entre sí y mi reloj anuncia que debo continuar con mi rutina diaria. 

Desayuno un café y unas tostadas en la cafetería de la universidad, entro a clases y tomo apuntes, doy ayudantías, luego clases particulares y finalmente a trabajar. 

Una rutina que me está matando, pero por orgullo debo seguir, no pediré ayuda. No inclinaré mi cabeza ante la tradición familiar, esa maldita tradición que hace que me muerda la lengua cada vez que mi estómago suena. Pero no daré pie atrás, aceptando un destino que yo sé no es el mío, no me someteré a la política machista que mi madre y mis hermanas odian en silencio. 

Soy dueña de mi propio destino… eso intento creer. 

El día transcurre lentamente, me sumerjo en mis actividades sin que los que me rodean sospechen remotamente el secreto que guardo, un secreto que no me permitiría mirarlos nuevamente a la cara. 

Lo veo venir hacia mí, trata de ablandarme con palabras bonitas, intentando que yo caiga ante sus encantos, cuando la verdad es que me muero por ceder y regalarle una mirada amable, pero me contengo, siempre me contengo… 

Regreso a mi casa agotada, un pequeño estudio en uno de los barrios más peligrosos, muy lejos de la glamorosa casa en la que crecí, me doy una ducha rápida, preparo mi tenida para el día siguiente y la guardo cuidadosamente en el bolso. 

Me lavo los dientes y retoco mi maquillaje, doy un último vistazo al estudio que utilizo sólo de guardarropa y cierro la puerta, mirando con anhelo la cama que sólo he utilizado un par de veces. 

Saco del bolso mi antifaz y me paro en mi esquina habitual.

10 comentarios:

  1. Ohhhh!!! esto sí que no me lo veía venir!!!
    Qué pedazo de secreto!!! pobre chica!!!!
    Me encantó. Muy buen relato! Y el ritmo de la historia, llevadero totalmente.
    Saludos!

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola Catapzia! Igual que Erzengel, opino que es un secreto tremendo, que pena por la chica, ese si es un secreto inconfesable :( Entristece.
    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola, hola!

    Creo que al igual que a otros Adictos, no te había leído con anterioridad. Sin embargo, esta vez se ha dado la oportunidad y aquí estamos. Gracias por tu aportación.

    Ahora bien, concuerdo con me querida Erzengel, ¡el giro del final ha quedado estupendo! Y tu manejo en la descripción es muy puntual... me encanta la dimensión tan intimista de que has dotado a tu relato.

    Por otra parte, sólo debo recomendarte que revises la acentuación, por ejemplo "deje" al estar en pasado se escribe "dejé". Creo que no he notado otro... bueno nada más un "esta" que debiera ser "está" porque en este caso es conjugación del verbo estar y no un pronombre demostrativo. Aquí te dejo un enlace que igual y puede servirte: http://roble.pntic.mec.es/acid0002/index_archivos/Gramatica/pronombres_demostrativos.htm

    De nuevo gracias por compartir tu escrito.

    Nos seguimos leyendo, ¡un fuerte abrazo!

    ResponderEliminar
  4. La prostitución es un oficio al que recurren muchas chicas estudiantes, la mayoría de las veces para financiar sua carreras. Pero me ha tocado ver programas de tv donde declaran abiertamente y sin rubor alguno, a lo que se dedican.
    Me gustó mucho el manejo que le das a tu relato, cuyo final sorprende y lo hace diferente.
    Gracias por contribuir a que no mueran las historias.
    Cariñosamente : Doña Ku

    ResponderEliminar
  5. Muy bueno. Muy agradable de leer y un final sorprendente. Ni me lo imaginaba. Me ha encantado.

    ResponderEliminar
  6. Muy bueno, el final me ha sorprendido mucho, tal y como lo ibas describiendo pensabe que en algun momento darias el giro pero ese que has dado no me lo esperaba. Genial. Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Me ha resultado corto, quería más y eso es decir mucho y bien de tu relato. Coincido plenamente con los demás comentarios, me ha encantado esta historia, la forma de contarla, lo que dice y lo que no dice y la manera tan peculiar de expresarse. Te doy humildemente las gracias por compartir este relato con todos y, sobre todo, te doy mi enhorabuena. Esta es la primera ocasión que he tenido de leerte pero ten buen seguro que no será la última.

    ResponderEliminar
  8. Holaaaa, vine a devolverte la visita a mi blog, ya estas añadida en mi pestaña de seguidores, muchas gracias por seguirme, ya te sigo a su vez, y bienvenida a mi casita. Un besazo.

    ResponderEliminar
  9. ¡Muy bueno! No me esperaba para nada ese final, aunque no me sorprende. Oí que en Amberes y Ámsterdam muchas chicas alquilaban escaparates para prostituirse y así pagar sus estudios.
    Sólo te recomendaría que echases un vistazo a algunas tildes que se te han escapado, por lo demás , me ha gustaod mucho.
    ¡Un besazo!

    ResponderEliminar
  10. Hola, coincido con el resto de compañeros, buen relato, perfectamente encadenado y con un final sorprendente.¡Felicidades!

    ResponderEliminar