jueves, 25 de abril de 2013

Proyecto mes de Abril Adictos a la Escritura - Ponle un título

Mundo!, les dejo el relato del mes de Abril para Adictos a la Escritura, actualmente no tiene título ya que el desafío de este mes era precisamente ese, que otra persona titulara el relato, apenas este completo el ejercicio actualizaré la entrada =)

Cariños!

Catapzia

Proyecto mes de Abril Adictos a la Escritura  (reemplace el título AQUÍ!)

La cocina estaba desierta esa noche, sólo la luz de la luna se colaba levemente por las ventanas iluminando el piso bicolor. El único sonido que se escuchaba era el del viento meciendo los árboles al compás de los grillos, que era acompañado ocasionalmente con el ruido del refrigerador. 

La tenue luz iluminaba directamente la marca del delito, una mancha roja que se esparcía hasta el borde de la mesa, dejando un delgado camino por el mantel, para terminar esparciéndose gota a gota en el piso blanco y negro de linóleo, dónde aún permanecían las pisadas del culpable. 


José no quería hacerlo. 

Se había dicho a sí mismo repetidas veces que no lo haría, pero no pudo seguir mintiéndose. Una sed interna lo consumía mientras dormitaba en su habitación. Intentó conciliar el sueño, pero nada daba resultado; las ovejas ya no eran suficientes, los libros lo despertaban más aún, la cama era a cada momento más incómoda... 

“Sólo un vaso de leche.” 

Esa fue la frase que lo inició todo, un inocente vaso de leche era todo lo que pretendía. 

Pero la noche tenía preparada un destino diferente… 

Salió de su habitación sin hacer ruido alguno, el sonido de los calcetines raspando la alfombra era apenas audible. Calculó cada paso en la escalera de forma perfecta, no hubo crujidos ni tropezones que lo delataran, él era el ninja de la casa. 

Al llegar a la base de las escaleras escuchó un ruido; no un sonido definible, sólo algo que no estaba acorde a la naturaleza nocturna del hogar. 

Sabía que lo que estaba haciendo estaba mal, pero no podía evitarlo. Su cuerpo era atraído casi gravitacionalmente a la cocina. Más que mal esto era un acto habitual, sólo que por primera vez pretendía hacerlo de forma consciente, plenamente despierto. Esta vez no habría manchas delatoras al despertar, no habría gotas esparcidas en su pijama que lo inculparan. 

Esta noche sería el crimen perfecto. 

Sentía que se le hacía agua la boca. Podía sentir el sabor del helado de frambuesa derretirse en su lengua e imaginaba cómo el dulce néctar congelaría su garganta para llevarlo al escalofrío propio del cerebro congelado. 

Con la adrenalina corriendo por su sistema dio el paso final para ingresar a la cocina. 

Pero grande fue su sorpresa al ver otra figura de espalda a la puerta, una figura que a la luz de la luna dejaba totalmente a la vista el envase del cuerpo del delito. 

En ese momento comprendió, por fin entendió, porqué despertaba con manchas rojas en el pecho del pijama pero nada en las mangas. 

Con una rabia devastadora dio un paso adelante, dispuesto a acabar con la farsa, con la determinación de dejar su nombre nuevamente limpio y poner en el pasado las veces que debió aceptar su condena en silencio, condena que cumplía en nombre de alguien más. 

Tomó una bocanada de aire y encendió la luz. 

“¡Papá!”



13 comentarios:

  1. "Parecía perfecto"
    Saludos Catapzia!!

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola, hola! ¿Cómo estás? Muy buen relato, ¡eh!

    Creo que has tenido una evolución notable en el manejo del ritmo. Esta vez creo que nada le sobra a tu relato.

    Lograste sumergirme y encantarme con la dimensión que le das a los elementos de la ambientación, tal como en: "Pero la noche tenía preparada un destino diferente...", aunque eso sí, aquí la palabra es "preparado", porque estás refiriéndote al destino. Ahora que si quisieras referirte de lleno a la noche, podría quedar de la siguiente manera: "Pero la noche preparaba un destino diferente".

    Y qué más decirte... has sido precisa y has manejado un humor críptico que es bastante complicado de lograr. Tienes el don para los giros argumentales y eso habla de una escritora que le gusta sorprender y ser sorprendida.

    Gracias por compartir tu escrito.

    Enhorabuena y, ¡hasta la próxima!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario Athena!!
      La gramática de este relato me dio más problemas de lo habitual, voy a volver a darle una vuelta ;)
      Cariños!

      Eliminar
  3. me gusto mucho tu historia, solo tengo una duda que no tiene que ver con esta en si. ¿no se supone que adictos a la escritura estaba "cerrado" temporalmente? ya me perdí. ¿¿¿¿???? ¬¬

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Debora!
      El grupo en si (blog) esta en pausa, pero por el grupo de facebook nos hemos puesto de acuerdo en hacer relatos mensuales igual, mientras Laura SB se despeja, para no perder la costumbre.

      Cariños!!

      Eliminar
    2. haaaaa, gracias, buscare el grupo en face para seguir practicando. saludos.

      Eliminar
  4. Hola, no soy buen critico pero me ha gustado, las palabras que utilizas para describir las cosas y las acciones. El final sorprendente. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!, gracias por tu comentario.
      Traté de ambientar lo mejor posible la escena (no soy buena con las descripciones en realidad) así que me alegro que eso te haya gustado =)
      Cariños!!!

      Eliminar
  5. Catapzia: Lograr el suspenso en un relato es difícil, en este caso tú lo logras a la perfección y haces que una siga leyendo sin detenerse.
    Gracias por tu participación, que hace que sigamos adelante con el proyecto de escribir : Doña Ku

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Dora!
      Me alegro que te atrapara mi relato, con cada desafío creo que me gusta más el formato de historias con un giro final.
      Cariños
      Catapzia!

      Eliminar
  6. Muy buen relato, que susto la debió dar su padre jejejeje. Un besazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Tamara!
      Te imaginas haciendo una maldad y que te pillen justo? jejeje
      Cariños!
      Catapzia.

      Eliminar
  7. Hola de nuevo Catapzia.
    No sé si te guste, pero te dejo el título: "La culpa escarlata"
    Cariños: Doña Ku

    ResponderEliminar