sábado, 25 de mayo de 2013

Proyecto de Mayo - Una Canción

Queridos mios!!! 

Este es el relato del proyecto de Mayo para Adictos a la Escritura, el tema de este mes es "Una Canción", la idea es simple, crear un relato en base a una canción. 
Yo tenía varias ideas en mente, de hecho escribí dos relatos, pero este fue el primero que nació, así que seré fiel a eso. 
Dejo el video con la versión de la canción que me inspiró para que lo escuchen mientras leen el relato, de lo contrario no tiene gracia jejeje. 
Cariños!!!!

Para escuchar la canción pincha aquí

A song for the lovers

La música se escuchaba a través de las paredes del viejo hotel, lleno de viajeros y trotamundos, con tantas historias en su espalda como kilómetros en sus zapatos. 

Dulce Paraíso tenía más de 150 años y así lo demostraba. Las paredes parecían no haber sido pintadas nunca y lucían un color amarillento en el que se mezclaba la humedad y el paso de los años, las luces incandescentes parpadeaban al ritmo de la música y se podía ver los cables multicolores amarrados con una cinta negra aislante. La más moderna tecnología para recibir a la experiencia.

Mario había visto de todo, había trabajado en muchos lugares a lo largo de los años, pero nada se comparaba a lo que ocurría cuando caía el sol, cuando los huéspedes salían de sus habitaciones para compartir experiencias sólo por una noche. 

No era difícil distinguir el sonido de una guitarra al compás de los primeros vasos brindando, la que unas noches era acompañada de un acordeón ermitaño, otras de un pandero patiperro, pero siempre había una guitarra…

Esa noche la única invitada del hotel contaba su historia, en un rasgueo suave transmitía sus experiencias. 

Paris, Roma, Barcelona… son ciudades que nunca la tendrían de visita. Con un unas botas gastadas, parchadas tantas veces que era imposible distinguir su color original y una chaqueta de cuero sin cremallera, parecía alguien sacada de este tiempo, perteneciente a otra época, a otras vidas. 

La noche fue avanzando y poco a poco los huéspedes se retiraban a sus cuartos para prepararse para el nuevo día. La sala se fue vaciando hasta dejarlos solos. 

Ella no soltaba la guitarra y él no podía quitar la vista de ella. 

Las notas se tornaron cada vez más intensas y la guitarra parecía absolverlos a ambos en cada rasgueo. Cada minuto una historia distinta sin decir una palabra.

El reloj marcó la medianoche y ella se levantó, aun tocando su guitarra, se paró junto a él y sin decir una palabra ambos caminaron a su habitación. 

Cerraron la puerta y dejaron la guitarra a un lado, pero la melodía no podía salir de su cabeza. 

Suave y constante…

Ambos se movían al ritmo de la música silenciosa, contando una nueva historia con un final incierto. Él intentó hablar pero de su boca no salían palabras, sólo podía pensar en la melodía que llenaba su cabeza y ahora lo llenaba a él. 

El sol comenzó a asomarse por la ventana y ella se alejó de su cuarto para nunca más volver a Dulce Paraíso. 

Aun se siente la melodía llenando el lugar, en un rasgueo suave y constante… 



21 comentarios:

  1. Me has recordado cuando vas con el coche por una carretera y te paras en algun bar, al entrar y si es de noche más siempre hay musica como la que tu has elegido. Luego el relato me ha gustado, he tenido que leer hasta el final para ver que pasaba. Me has atrapado. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa era precisamente la idea, y me alegro mucho que te gustara =)
      Cariños!

      Eliminar
  2. La historia de una noche contada con gran sutileza. Me ha encantado...vamos, que casi que la he sentido ;). Enhorabuena

    ResponderEliminar
  3. Excelente música y relato Catapzia. Cuando lo leí sentí como si fuera parte también de ese cuadro mientras dejaba que la música me envolviera poco a poco. Genial! Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Andrea!
      Mi objetivo era precisamente ese, que el que leyera se sintiera parte del hotel, me alegro que lo sintieras =)
      Cariños!

      Eliminar
  4. Precioso relato de un encuentro, me ha atrapado y la música le va genial. No conocía al cantante y me ha gustado mucho!!

    Saludos!!!

    ResponderEliminar
  5. ¡Hola, hola! ¿Cómo estás?

    Qué decirte, caray... Nos has regalado un espacio mágico, ¡Hotel California triunfó tanto por eso! Y yo, definitivamente, quiero ir a Dulce Paraíso.

    Gracias por compartir tu escrito, está muy bien hilado, nos has ofrecido lindas palabras, y eso es de agradecer.

    Sigue compartiéndonos tan sentidas letras,

    ¡Besos y abrazos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Athena!
      Si, Hotel california era una de las canciones que se me asemejaba para la historia, pero "A song for the lovers" fue la verdadera inspiración.
      Me alegro que te gustase =)

      Eliminar
  6. Por cierto, no conocía la canción, pero ya he tenido que añadirla a mi reproductor. Gracias otra vez :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo llevo pegada con la canción como 3 semanas y no me aburro de escucharla, por eso precisamente la elegí.
      Cariños!!

      Eliminar
  7. Me ha gustado mucho el relato. Tan delicado que no quería que se acabara. Y la canción es muy bonita también.

    ResponderEliminar
  8. Me encantó. La historia fluye mágicamente, enganchándote a ella. "Suave y constante", así fue la canción y así el relato. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Bess,
      No encontré dos palabras que describieran mejor lo que quería transmitir =).
      Me alegro que te gustase.
      Cariños

      Eliminar
  9. Catapzia: Los amores de paso han inspirado a muchos escritores y a muchos compositores. Ahora mismo recuerdo la canción de Sabina " Y nos dieron las diez y las once y las doce y la una y las dos y las tres...y desnudos al anochecer nos encontró la luna".
    Es posible que alguien tenga por ahí, muy dentro de sus recuerdos, un episodio un tanto prohibido.
    Me gustó tu escrito, breve pero sustancioso: Doña Ku

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Dora!
      Hay tantas historias que pueden contarse con amores de una noche, me alegro que te gustase la que mi mente ha creado =).
      Cariños!

      Eliminar
  10. Un relato que se complementa muy bien con la canción que le dio origen.
    La escena está tan bien narrada que me hiciste vivirla por al menos un momento. Genial!
    Hermoso, Catapzia, incluso se me ocurre pensar en una serie de relatos de tu parte basados en lo que ocurre en ese hotel ^___^
    Hasta pronto!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Erzengel!!
      Créeme que mientras escribía el relato y el hotel aparecía en mi mente, pasó por mi cabeza hacer una serie de relatos en base a este, aunque quiero esperar a ver que nuevas historias pueden aparecer dentro.
      Pero probablemente lo haga, disfruté mucho narrando lo que pasaba en Dulce Paraíso ;)
      Cariños!

      Eliminar
  11. La historia de una noche contada de un modo muuuuuuuy original. Gracias a la canción que has escogido, a la ambientación y a tu modo de narrar, has logrado que la magia envuelva la lectura.
    Enhorabuena, Catapzia.
    Un besito

    ResponderEliminar