miércoles, 26 de febrero de 2014

Proyecto de Febrero - La primera frase

Estimados, comparto mi relato para este mes de Adictos a la Escritura. 
El tema de este mes era "La primera frase", que consistía en escribir un relato en base a la primera línea de un libro, yo escogí la primera línea de "Pandora" de Anne Rice. 
Cariños!!
Catapzia



Solamente Tú

No han pasado veinte minutos desde que me dejaste aquí, en el café, desde que respondí <<no>> a tu petición. 

No quiero que me juzgues, al menos no antes de escuchar mi lado de la historia. 

Puede que pienses que tengo miedo, que no soy capaz de lidiar con las consecuencias de mis actos. En parte tienes razón, pero mi negativa también es porque no quiero que nada cambie, no quiero que los actos cometidos, o que cometeremos, arruinen lo que hay entre nosotros, ha sido tan bueno, tan dulce, sin tintes ni matices erróneos, que no puedo permitir que se derrumbe. 

Es una idea muy trillada, tan manoseada como cierta, pero a veces lo más difícil es decir que no, se necesita de gran valor y coraje para hacerlo, sobre todo cuando sabes que con esas dos simples letras puedes hacerle daño a alguien que quieres, alguien que te importa, alguien especial, pero no como quizá te di a entender a ti. 

Recuerdo claramente el día en que nos conocimos, en el cumpleaños de Gabriela. Ambos nos encontrábamos con pareja en ese entonces, pero por circunstancias de la vida fuimos solos. ¿Te acuerdas que hicimos equipo en la carrera de tres pies? y sin decirnos una palabra nos coordinamos al instante. Esa conexión maravillosa que nos unió desde el comienzo, es una de las cosas que más atesoro en la vida, porque estoy segura de que nunca volveré a sentirla con alguien más.

¿Recuerdas para la boda de mi prima? , yo acababa de romper con Rodolfo y no quería contarle a toda mi familia, porque sabía que me llenarían a preguntas, por lo que tú les dijiste a todos que originalmente habías rechazado la invitación pero te cancelaron un viaje a último minuto y morías de ganas de asistir, por lo que yo te invité como mi acompañante y por eso no estaba con Rodolfo. No creo haber disfrutado nunca una fiesta como aquella, aún me río cada vez que me acuerdo del show que hicimos, como le robamos el micrófono al organizador y nos subimos al escenario para rehacer el momento en que los novios se conocieron. Bebimos y bailamos tanto esa noche, tanto que olvidé por completo que me sentía triste, tanto fue que disfrutamos que no volví a pensar en Rodolfo por un buen tiempo. 

Él había desaparecido de mi memoria hasta esa tarde en la que nos lo encontramos paseando por el centro comercial, de la mano de Sofía, la que una vez fue mi mejor amiga. De no haber sido por ti, que me obligaste a plantarle cara, me habría ocultado tras un pilar hasta verlos desparecer. Todavía no puedo olvidar la cara que puso cuando me tomaste de la mano y le dijiste que como él necesitaba tiempo para pensar, tú habías actuado en su lugar, para luego, una vez ellos desaparecieron, decirme lo valiosa que era y que nunca más me ocultara de nadie, y nunca más lo hice, al menos hasta ahora. 

Son curiosas las palabras, más curiosa la vida que cobra el lápiz en manos de una mente dispuesta a relajarse y ser completamente honesta.

Inicié esta carta pensando en cómo reafirmar mi negativa, hacerte entender del porqué no podemos llevar esta amistad a algo más, y ahora que estoy llegado al final de la hoja me doy cuenta de que no hay nadie más con quien me gustaría aventurarme a lo desconocido, porque estoy segura de que nadie más que tú, me sujetaría en los momentos de debilidad, a nadie más que tú, yo protegería de hasta mis propios sentimientos. 

Solamente tú. 

Y lo sabías desde mucho antes que yo. 

Sólo espero llegues a ésta línea cuando encuentres ésta carta en tu puerta. 

Porque si llegas, sabrás que tras el pino que está frente a ti, me encuentro esperando tu respuesta. 


Graciela.


14 comentarios:

  1. Fantastico, me ha parecido real del todo y los detalles y los giros que le das son asombrosos. No me esperaba el final "sabrás que tras el pino que está frente a ti, me encuentro esperando tu respuesta. " estaba pensando en algun giro desde el avión o algo así. Me ha gustado. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Una hermosa historia de amor. Me gustó mucho.
    Mi cariño: Doña Ku

    ResponderEliminar
  3. ¡Me encantó el final feliz! Yo estaba leyendo la carta pensando que ahora la mujer iba a rematar al pobre hombre y explicarle por qué le había dicho que no en el café. El giro es gradual, muy sutil y es fácil simpatizar con la historia.

    Muy tierno y bien escrito :)

    Un beso.

    ResponderEliminar
  4. Hola Catapzia, me ha encantado este relato. Es muy cercano a la realidad, a ese proceso de reflexión en el que parece que hemos tomado una decisión clara e irrevocable y poco a poco nos damos cuenta de que no es lo que verdaderamente queremos. Felicidades, un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Hola, Catapzia!!

    Ese es uno de los libros que aún no leo de las Crónicas. Si bien me encantó la historia de Marius, no sé qué resultará de leer los demás libros tantos años después...
    En fin, te dejo algunas cositas a considerar:

    Cuando dices "ha sido tan bueno, tan dulce, sin tintes ni matices erróneos, que no puedo permitir que se derrumbe", creo que sería interesante dejarlo como frase, es decir, quitar la coma previa y sustituirla por un punto.
    Aquí "¿Recuerdas para la boda de mi prima? , yo acababa..." haría lo mismo.
    Y acá: "que nunca más me ocultara de nadie, y nunca más lo hice, al menos hasta ahora".
    "a nadie más que tú", sería "a nadie más que a ti", y quitaría el "yo" a continuación.

    Saludos!!

    ResponderEliminar
  6. Catapzia:

    Me has impresionado. Y el final esta maravilloso...

    ResponderEliminar
  7. Me transmite una dulzura exquisita. Es sin duda una señora carta de tomo y lomo, digna del mayor de los amores. Sorprenderte a ti misma con sentimientos y sensaciones con las que no cuentas es frecuente si dejamos, como se transmite en tu texto, la pluma libre...que ella nos controle a nosotros. Esa sensación es una de las mas valiosas para mí. Enhorabuena.

    ResponderEliminar
  8. Me ha encantado, por un momento creí que le decía que no de verdad y ya estaba indignándome. Me alegro que acabase bien y la última frase me ha parecido muy tierna e inesperada porque me ha sacado una sonrisa. ¡Un beso!

    ResponderEliminar
  9. Sonreí al ver qué libro habías utilizado porque es uno de mis favoritos :)
    El relato es muy lindo, el final muy tierno, realmente muy tierno. Me gustó mucho.

    Besito

    ResponderEliminar
  10. Si te digo que me ha encantado es poco. Este texto ha empatizado conmigo y con mis vivencias como pocos. Enhorabuena, te lo mereces. El no transformado en sí me pareció sublime e inesperado. Gracias por tu texto y por como escribes.

    Un saludo de adicto.

    ResponderEliminar
  11. Me esperaba otro final, no uno catastrófico pero otro tipo de final. Aún así me ha gustado, quizá haya sido porque ahora mismo estoy en una fase previa a la de tu relato, no lo sé. La conclusión es que me ha gustado jaja.

    Un abracete
    Antonio V. García

    ResponderEliminar
  12. Adorable, creí que terminarían separados y me rompía el corazón, felicitaciones :)

    ResponderEliminar
  13. Muy bonito y reflexivo relato.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  14. ¡Que genial relato! Me ha sorprendido totalmente, no era nada de lo que había imaginado y todo lo que yo había pensado sobre qué le habría pedido. ¡Genial relato! ¡Saludos!

    ResponderEliminar